Publicidad

Análisis de la jornada 41. Gimnástic-Elche. La importancia del empate.

El empate. ¿Amigo o enemigo de los tipsters?.

La mayoría de los apostantes piensan que acertar el resultado de un equipo en un partido de fútbol es mucho más difícil en este deporte que en cualquier otro, ya que existen tres posibilidades sobre las que apostar, la victoria, la derrota o el empate, es decir que matematicamente se tiene un 33% de posibilidades de acierto en cada opción, sobre todo si los equipos son muy similares y juegan por ejemplo una final. Es verdad, pero la verdad siempre es relativa. Con la posibilidad del empate se abre otra opción que a veces es la única via de salida para realizar un pronóstico. Pero además, matematicamente es aprovechable si realizamos apuestas lay o de doble oportunidad, en las que estamos casi seguros de que un resultado de los tres posibles “no” se va a producir, lo que significa que tenemos un 66% de probabilidades de acertar la apuesta. En otros deportes como el baloncesto, donde raramente se produce un empate, o el tenis donde nunca se empata, sólo tenemos un 50% probabilidades de acertar el resultado, porque sólo existe la victoria o la derrota.
Sin embargo los tipsters profesionales no suelen recomendar el empate en sus pronósticos, la razón es que según la estadística los partidos que terminan igualados es muy baja en relación con el total de los encuentros disputados, aproximadamente el empate se produce a lo largo de la temporada un 25 % de las veces, similar porcentaje que la victoria del equipo visitante, mientras que las victorias del equipo local superan el 50 %. Esta es la base del sistema del lay al empate, si siempre apostamos en contra del empate tenemos un 75% de probabilidades de acierto frente a un 25 % de fallo.

Pero una posibilidad del 25% de error, un fallo de cada cuatro, sigue siendo alto si hablamos de apuestas en contra del empate, ya que las cuotas suelen ser altas, entre 3 y 4 euros de media. Si hicieramos una simulacion basandonos en estas probabilidades sobre cuatro partidos en los que apostamos 10 euros en contra del empate a una cuota de 3,5, ganariamos 40 euros, (10 euros por apuesta) si no se produce ningún empate, pero con un único empate solo ganaríamos 5 euros , y perderíamos 30 euros si hubiera dos empates. Demasiado riesgo para tan poco beneficio.

La necesidad del empate en la lectura de los gráficos

Lo que necesitamos es reducir ese 25 % de error encontrando aquellos partidos que puedan terminar en empate, y aqui es donde entra nuestro método de análisis técnico y el pronóstico de esta semana, que ya anticipo será por supuesto un empate.

Nuestro análisis semanal se centra en el partido Gimnástic- Elche, dos equipos sin nada en juego, ocupan respectivamente la posición décima y undécima de la tabla, y que van a terminar la temporada en la zona media de la clasificación. Sus gráficos presentan mucha similitud en el desarrollo de los últimos resultados.
jornada 41
jornada 41
Ambos gráficos se encuentran en zona de soporte de lo que se deduce bastante resistencia a perder el encuentro por parte de los dos equipos que han realizado un figura de “V” invertida tras dos últimos partidos perdidos. Personalmente no veo la derrota de ninguno de los equipos y por la misma razón sería incongruente pensar en la victoria, asi pues la posibilidad del empate se hace necesaria en este pronóstico pues equilibra el resultado en ambos gráficos.

La recomendación del empate se refuerza al comprobar sus respectivos trayectorias como local y visitante. La formación alcista en el último tramo de subida  del Nástic suele ser el origen  de una figura de pirámide escalonada simétrica, mientras que el Elche presenta un gráfico visitante en soporte con la posibilidad de realizar también una figura en simetría.

Gráfico de resultados como local.Gráfico de resultados como visitante.

Gráficos ampliados.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *